jueves, 27 de febrero de 2014

Dorada al horno con papas

La dorada es el pescado al horno que mas comemos en casa, eso si, tiene que pesar 1kg. como poco! 
Y aunque mi marido se declara carnívoro de pura cepa, esta receta le pierde. Es fácil, sana y aún así el resultado es atractivo a la vista y al paladar. 



Dificultad: Fácil
Tiempo: 40-50 min.
Plato: Segundo



Ingredientes:
- Dorada
- Sal
- 2 ó 3 dientes de ajo
- 1 limón
- Pimienta negra
- Perejil
- 1 guindilla/cayena
- Aceite de oliva extra virgen
- 2 papas grandes
- 6 cebollitas francesas o 1 cebolla



Preparación:
- Precalentar el horno a 180ºC.
- Pelar las papas y cortarlas en rodajas.
- Pelar las cebollas, si son francesitas dejarlas enteras, si no, cortar en gajos.
- Freir las papas y las cebollas ligeramente con el aceite no muy caliente, retirar en cuanto las papas estén tiernas y pasar a una fuente o bandeja de horno.
- Hacer dos o tres cortes a la dorada y sazonar.
- Cortar una rodaja de limón, dividir en dos e introducir en los cortes.
- Colocar la dorada sobre las papas y echar un chorrito de aceite de oliva por encima.
- Meter en el horno a 180ºC entre 20- 30min. según tamaño.
- Cuando queden un par de minutos para sacar la dorada, laminar los ajos y poner en una sartén con 3 CU de aceite de oliva, pimienta negra, perejil picado y la guindilla.
- Sacar la dorada del horno...
- En cuanto empiecen los ajos a dorarse, apagar el fuego y añadir el zumo de 1/2 limón.
- Remover bien durante 1 min. como mucho, retirar la guindilla, verter sobre la dorada y a comer!!





Consejos:
La dorada la suelo comprar de 1kg. como poco, y la dejo 25min. en el horno.
Cuando vayas a tu pescadería indica que la quieres para hacer al horno entera.
A veces le echo alguna especia como romero, tomillo u orégano a las papas justo antes de meterlas en el horno.
La "salsita" se debe añadir muy caliente a la dorada asegurando que entre bien por los cortes.
OJO que no se te quemen los ajos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantan los comentarios, aprendo y me ayuda a mejorar, y sobretodo me motivan para seguir al pie del cañón. Respondo a todo el mundo, en el momento que puedo pero lo hago.